En Europa, tres países concentran la mitad de los trabajadores expertos en inteligencia artificial: Reino Unido (24%), Alemania (14%) y Francia (12%), según un estudio reciente de LinkedIn. En la carrera por atraer y desarrollar talento en este ámbito compiten también países como Irlanda -el más aventajado, por la fuerte presencia de compañías tecnológicas-, Finlandia, Chipre, Luxemburgo, Suecia o Países Bajos.

A diferencia de lo que sucede en Estados Unidos, en Europa han sido las grandes compañías las primeras en sacar partido de los beneficios de la inteligencia artificial. En Alemania la emplean las empresas automovilísticas; en Reino Unido, las firmas financieras y en Suecia, tanto las compañías de telecomunicaciones como las automovilísticas.

En España, los profesionales especializados en inteligencia artificial pertenecen al ámbito académico, síntoma de que esta disciplina aún no ha despegado en el sector privado, según un estudio de LinkedIn. En otros países europeos donde la inteligencia artificial goza de una mayor penetración, como Francia o Alemania, existe un mayor equilibrio: disponen tanto de referentes en el sector académico como en la empresa privada.

A pesar de los avances que Europa está realizando en materia de inteligencia artificial, el estudio también constata que todavía se encuentra por detrás de Estados Unidos: a pesar de que su población activa representa la mitad de la europea, emplea a más del doble de expertos en inteligencia artificial. Aquí puede leerse el estudio completo (en inglés):

https://economicgraph.linkedin.com/en-us/research/ai-talent-in-the-eu