Una residencia de ancianos en Gotemburgo (Suecia) puso en marcha hace varios meses un experimento controlado. Sus enfermeras trabajarían seis horas al día (en lugar de ocho) cobrando el mismo salario. Parece que los resultados han sido bastante positivos: mayor productividad y menores bajas por enfermedad o depresión. Ahora, otras empresas de la ciudad y del país copian este método para intentar mejorar la productividad y el bienestar de sus empleados.

Este exitoso experimento ha inspirado a otras empresas públicas de Suecia y también a otros negocios que están intentando incrementar la productividad de sus trabajadores. Aunque este experimento se está realizando sobre todo en el sector médico, quizá tenga incluso mejores resultados en otros sectores en los que los que el factor trabajo ya no es tan necesario.

Suecia prueba con éxito la jornada laboral de seis horas: empleados más productivos y menos bajas