El trabajo flexible o ‘flexiworking’ es la nueva tendencia que se abre paso en las empresas. El concepto va más allá de la libertad de horarios, ya que abarca la creación de espacios de trabajo compartido, áreas de descanso y relajación, actividades colaborativas y nuevos servicios para los trabajadores.