Como en Año Nuevo, el fin del verano se convierte en uno de los puntos de inflexión: buenos propósitos de salud y trabajo, cambio de vida y nuevos planes profesionales que nos llevan a pensar en otro empleo, en cambiar de empresa y hasta de sector o profesión. Estos son algunos consejos para acertar con la reinvención personal y las posibles ofertas que llegan con el nuevo curso.

http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/desarrollo-carrera/2015/07/24/55b261b822601de3358b4598.html