Si bien muchas personas temen un futuro en el que los robots y la IA eliminen a los humanos de la fuerza laboral, lo cierto es que, hay una serie de habilidades personales, que se han vuelto más necesarias que nunca. Por un lado, las habilidades técnicas, aquellas que aluden a los conocimientos y destrezas específicas para el desarrollo de una función, y que garantizarán que las empresas puedan implantar y aprovechar al máximo las nuevas tecnologías. Por su parte, las “habilidades blandas” o soft skills, serán las que consigan, no solo complementar el trabajo realizado por las máquinas, sino aportar valor real a la organización. Ahora bien, estas habilidades no están exentas a la influencia de los últimos avances tecnológicos. De hecho, las habilidades hard más demandadas van variando según surgen nuevas tecnologías, asegurando que las empresas son capaces de desarrollar su máximo potencial. Sin embargo, no hay obsolescencia posible para la empatía, el liderazgo o la capacidad de trabajar en equipos. No solo son habilidades transversales, útiles en todas las actividades y sectores, sino que son atemporales.

https://www.linkedin.com/pulse/humanos-vs-m%25C3%25A1quinas-por-qu%25C3%25A9-es-importante-desarrollar-jes%25C3%25BAs-/