Un trabajo no es para toda la vida, por eso conviene estar alerta, anticiparse y poner los medios para que cualquier incidencia no te pille por sorpresa. Si no quieres perder el norte, calibrar tu brújula profesional es la mejor opción para iniciar el viaje con rumbo seguro.

http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/empleo/2015/03/23/55104fe0ca4741c7688b4579.html