La gente anda preocupada porque los robots van a acabar con el trabajo. Supongo que esta es la misma preocupación que tuvo mucha gente cuando se inventó el telar, la imprenta o la máquina de vapor. Los más aventajados de la clase ya piensan en cosas como el subsidio universal o el impuesto que habrá que cobrar a las empresas que utilicen robots, prescindiendo de las personas que antes tenían que realizar el mismo trabajo de una forma menos eficiente y más costosa.

El trabajo nunca se va a acabar. Siempre habrá trabajo para aquellas personas que utilizando la creatividad sepan encontrar soluciones a los problemas que aún están sin resolver o a los nuevos problemas que irán surgiendo con el tiempo. Siempre habrá trabajo para aquellos emprendedores que sepan inventar nuevas formas de hacer las cosas o nuevas cosas que poder hacer con nuestro tiempo. Siempre habrá trabajo para aquellas personas que estén dispuestas a trabajar ayudando a los demás, allá donde las máquinas nunca podrán llegar porque se hace estrictamente necesaria una relación humana.

http://eepurl.com/chaLuP