La Estrategia Vasca de Empleo 2020 fijará las directrices que deben orientar las políticas de empleo en Euskadi los próximos años.

Se han establecido seis grandes ejes de actuación para el empleo en Euskadi:

  • Activación. Aumentar la baja tasa de actividad actual y paliar el riesgo de no disponer de suficiente población activa para hacer frente a la demanda de las empresas ni de suficiente población ocupada para sostener nuestro Estado del Bienestar.
  • Cualificación y competencias. Conseguir competencias adaptadas a las necesidades reales del tejido productivo, considerando tanto conocimientos técnicos, como competencias sociales, dominio de idiomas…
  • Generación de oportunidades. Generar oportunidades a partir del desarrollo económico y aprovechar plenamente el potencial de creación de empleo de nuestra economía.
  • Igualdad de oportunidades. Conseguir un mercado de trabajo inclusivo que ofrezca oportunidades equitativas a todos los colectivos y grupos que lo conforman.
  • Empleo de calidad. Conseguir un mercado de trabajo que ofrezca un empleo de mayor calidad.
  • Un Sistema Vasco de Empleo eficaz y eficiente que ofrezca servicios de valor. Mejorar el actual Sistema Vasco de Empleo, de forma que integre todas las políticas que inciden en el empleo y ofrezca servicios más orientados a las necesidades de personas y empresas.

Además, se han determinado 5 principios transversales que tienen que ver con “aspectos clave” para el empleo en Euskadi como la equidad, la eficiencia, el equilibrio territorial, la participación y consenso, y la transparencia.

Siguiendo los 6 retos se han definido 43 directrices que deberán ser la clave de las futuras políticas de empleo en Euskadi.

La Estrategia Vasca de Empleo 2020 fijará las directrices que deben orientar las políticas de empleo en Euskadi los próximos años