No se trata de hacer apología de la mediocridad ni menospreciar la formación tradicional, pero hay quien plantea la contratación de no graduados y la búsqueda de caminos alternativos para acceder a un puesto ante la brecha entre la Universidad y lo que exigen las empresas.

http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/empleo/2015/05/19/555b61b246163fd15b8b4577.html